Triada de la mujer deportista: Causas y Consecuencias

Aprende a detectar la tríada de la atleta femenina, un mal que afecta a la muchas mujeres deportistas y que tiene no solo consecuencias en el rendimiento deportivo, también importantes alteraciones en diferentes órganos.

Oye este artículo
Voiced by Amazon Polly
Síguenos y danos un me gusta:

Triad of the female athlete: Causes and Consequences

La tríada es una afección médica que a menudo se observa en niñas y mujeres físicamente activas e involucra cualquiera de los tres componentes:

(1) baja disponibilidad de energía con o sin trastornos alimentarios,

(2) disfunción menstrual y

(3 ) baja densidad mineral ósea

Las atletas a menudo presentan uno o más de los tres componentes de la tríada, y una intervención temprana es esencial para prevenir su progresión a criterios de valoración graves que incluyen trastornos alimentarios clínicos, amenorrea y osteoporosis. 

Hasta hace no mucho, se relacionaba exclusivamente con atletas femeninas de élite. En los últimos años, se ha observado una alta prevalencia de este conjunto de síntomas también en las mujeres que realizan ejercicio de forma recreacional (no competitiva).

Los componentes de la tríada están interrelacionados entre sí en su etiología, patogénesis y consecuencias. El desencadenante suele ser una nutrición inadecuada, de forma crónica, para el volumen de entrenamiento y/o actividad que se realiza. 

Esa nutrición subóptima combinada con el ejercicio físico (además del resto de factores del estilo de vida) deriva, con el tiempo, en un déficit de energía. Esta deficiencia altera el eje gonadotropo de la mujer, dando lugar a trastornos menstruales e hipoestrogenismo.

Una revisión sistemática de la literatura que incluyó 65 estudios con 10.000 mujeres como muestra, informó que «hasta el 60% de las mujeres que realizaban ejercicio tenían, al menos, una condición relacionada con la tríada». Esta condición, lejos de ser transitoria, podría tener consecuencias de por vida para la atleta o deportista, especialmente en lo que respecta a su salud ósea. Aún no se tiene muy claro que esa densidad mineral ósea pueda recuperarse por completo.

Deficiencia Energética

Se refiere a una disponibilidad BAJA de energía (con o sin trastorno de la conducta alimentaria). Es la principal cauda de la tríada. Esta baja disponibilidad de energía puede ser la consecuencia de una restricción voluntaria, consciente, y hasta planificada dentro de un período competitivo, o que su causa sean comportamientos desencadenados por problemas con la imagen corporal o la aplicación de protocolos dietéticos agresivos sumada al aumento del volumen de entrenamiento, buscando una pérdida de peso rápida.

Puede calcular tus necesidades diarias de energía en el siguiente enlace: ¿Cómo calcular la CALORÍAS que necesitas al día?

Trastornos menstruales y amenorrea. 

La amenorrea se define como la ausencia del ciclo menstrual durante 3 meses o más. Las atletas con períodos menstruales irregulares son aún más susceptibles a los efectos de la tríada.

Deterioro de la Salud Ósea: Pérdida de densidad mineral ósea, osteoporosis temprana y lesiones por estrés óseo (fracturas por sobrecarga).

Esta es una de las consecuencias más graves a largo plazo, dado que se desconoce que pueda ser ‘reparada’ por completo aún después de restablecer los adecuados niveles de energía y que el ciclo menstrual se haya regulado.

Lo principal va a ser establecer unas pautas nutricionales adecuadas, para lo cual se debe contar con el consejo de especialistas en nutrición, y huir de las dietas milagro u otras recomendaciones sin fundamento.

Se deben evitar las restricciones calóricas desmesuradas, y las grasas deben formar parte de la dieta en la medida adecuada, pero nunca deben llegar a desaparecer por completo.

Por otra parte, y también de gran importancia a la hora de prevenir la tríada de la mujer deportista, es fundamental detectar alteraciones a nivel psicológico en la deportista que puedan llevar a la disminución de la ingesta de alimentos.

En este punto tienen relevancia todas las figuras que rodean a la mujer, desde su familia y amistades, hasta los profesionales que se encargan de su entrenamiento y cuidado, como los entrenadores, médicos, nutricionistas, fisioterapeutas…

Nos deben hace sospechar esta triada, la aparición de:

  • Períodos Menstruales IRREGULARES.
  • Preocupación EXCESIVA por el tamaño y forma del cuerpo, que acaba interfiriendo con unos hábitos dietéticos óptimos para el rendimiento deportivo y la salud física y mentales.
  • Pérdida de Peso NOTABLE (en poco tiempo).
  • Práctica de Ejercicio COMPULSIVA.
  • Lesiones Recurrentes o Fracturas por Estrés.

El Panel Internacional de Consenso sobre este problema, respaldado por The Female Athlete Triad Coalition, platean las siguientes preguntas para una detección precoz.

¿Alguna vez ha tenido un período menstrual?

¿Qué edad tenías cuando tuviste tu primer período menstrual?

¿Cuándo fue su período menstrual más reciente?

¿Cuántos períodos ha tenido en los últimos 12 meses?

¿Está tomando actualmente alguna hormona femenina (estrógeno, progesterona, píldoras anticonceptivas)?

¿Te preocupa tu peso?

¿Está intentando o alguien le ha recomendado que gane o pierda peso?

¿Sigues una dieta especial o evitas ciertos tipos de alimentos o grupos de alimentos?

¿Alguna vez has tenido un trastorno alimentario?

¿Alguna vez ha tenido una fractura por estrés?

¿Alguna vez le han dicho que tiene baja densidad ósea (osteopenia u osteoporosis)?

La disminución del rendimiento deportivo es una de las consecuencias de este síndrome.

Este mismo Panel Internacional refieren los factores de riesgo que deben evaluarse para la Tríada:

(1) antecedentes de irregularidades menstruales y amenorrea 

(2) antecedentes de fracturas por estrés

(3) historial de comentarios críticos sobre la alimentación o el peso por parte de padres, entrenadores o compañeros de equipo

(4) antecedentes de depresión

(5) antecedentes de dieta 

(6) factores de personalidad (como el perfeccionismo y la obsesión)

(7) presión para perder peso y/o ciclos de peso frecuentes 

(8) inicio temprano del entrenamiento deportivo específico 

(9) sobreentrenamiento 

(10) lesiones recurrentes y que no cicatrizan y

(11) conducta inapropiada del entrenador.

Subscríbete gratuitamente a nuestro boletín (aquí)

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4.7 / 5. Recuento de votos: 9

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Nutrition-healthytips

Dr. Pedro Martín Pérez, Médico de Familia y Comunitaria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Next Post

Intolerancia a la Fructosa: Tabla de alimentos permitidos y no permitidos teniendo en cuenta la relación fructosa/glucosa

Mar Mar 1 , 2022
<div class="at-above-post addthis_tool" data-url="https://www.nutrition-healthytips.com/es_ES/triada-de-la-mujer-deportista-causas-y-consecuencias/"></div>Aprende a detectar la tríada de la atleta femenina, un mal que afecta a la muchas mujeres deportistas y que tiene no solo consecuencias en el rendimiento deportivo, también importantes alteraciones en diferentes órganos.<!-- AddThis Advanced Settings above via filter on get_the_excerpt --><!-- AddThis Advanced Settings below via filter on get_the_excerpt --><!-- AddThis Advanced Settings generic via filter on get_the_excerpt --><!-- AddThis Share Buttons above via filter on get_the_excerpt --><!-- AddThis Share Buttons below via filter on get_the_excerpt --><div class="at-below-post addthis_tool" data-url="https://www.nutrition-healthytips.com/es_ES/triada-de-la-mujer-deportista-causas-y-consecuencias/"></div><!-- AddThis Share Buttons generic via filter on get_the_excerpt -->

Te gusta este blog? Síguenos